Se levanta la Cuarentena… ¿y el Mercado Inmobiliario?


Octubre 1 de 2020

Las expectativas de la economía panameña apuntan a un escenario incierto, co-protagonizado por la incertidumbre del mercado inmobiliario, cuyo comportamiento ya venía marcado por una ralentización desde 2015, un alto inventario de viviendas nuevas y ciertos ajustes en los valores de transacciones, tanto en venta como alquiler.

A pesar de este precedente,  días antes del levantamiento a las restricciones de movilidad, ya el mercado experimentó una reacción poco esperada.

 

El mercado de las casas explotó.

Como lo hemos hablado en otros artículos, la cuarentena tan severa experimentada en Panamá, hizo que (tanto inquilinos como propietarios en las altas torres en la ciudad) se cuestionaran el poder seguir encerrados con tantas limitaciones a espacios abiertos.

La pequeña oferta de casas en la ciudad y una efervescente demanda hizo posible que se colocaran en breve tiempo las unidades en alquiler en Costa del Este, Costa Sur y Santa María, facilitó la venta de propiedades nuevas en estas zonas (ayudado por las condiciones para compra que hoy día ofrecen los promotores) e hizo posible que unidades del mercado secundario (usadas) se vendieran, en especial aquellas cuyos propietarios pueden adaptarse a la realidad de los precios.

La demanda se mantiene activa y el inventario ha bajado, sin embargo todavía existen opciones atractivas. Solo se requiere de información integral de la disponibilidad para poder dar con esas propiedades que satisfacen en gran medida las necesidades que se avivaron por la pandemia.

 

La Playa, la Bella Durmiente que despertó.

A pesar de los estragos generales que ha causado la crisis del Covid en el país, para algunos sectores parece haber sido como un príncipe azul. Al igual que las casas en la Ciudad, el mercado inmobiliario de playas registro un incremento considerable. Las operaciones en proyectos o condominios residenciales cerca del mar se disparó, tanto para venta como para alquiler.

En este caso, nuevamente, juega un papel muy importante las ofertas y condiciones de venta que están disponibles en el mercado de viviendas nuevas.  Solo es cuestión de contar con la información de manera integral que solo un agente de bienes raíces puede tener.

Los proyectos como Buenaventura, Bijao, Playa Caracol, entre otros han visto un comportamiento muy favorable. Ahora solo falta ver cuanto durará el Covid-19 para poder pronosticar la duración de esta demanda creciente. Sin embargo, los reportes de expertos indican que estaremos mucho más tiempo con este virus, lo que va a ser el combustible que mantendrá viva la demanda.

Más allá del Coronavirus, muchos han repensado su modo de vivir y ven en estas ubicaciones de playa, como una oportunidad para formar una familia lejos del estrés citadino. Luego del Home School, faltará ver como se adaptan los servicios educativos, además del resto de los otros sectores, no acostumbrados a demandas de productos y servicios de forma constante en estas áreas.

 

Los precios de oportunidad… ¿falsa expectativa?.

El mercado no se ha caído ni ha tenido una crisis tipo burbuja, realmente estuvo congelado durante varios meses, no se movió, no se contrajo, no se expandió, solo se paralizó y recién ahora comienza a dar señales de movimiento. Es prematuro todavía pensar que vamos a tener una caída general. Lo mencionado anteriormente no permite tener una visión totalmente desfavorable, el mercado inmobiliario panameño es referencia regional y tiene muchos actores nacionales y extranjeros.  El comportamiento de los bancos para nuevos créditos será clave para saber que tanto se afectarán algunos segmentos, especialmente los de inmuebles entre 100 a 300K$.

Para muchos, la cuarentena ha sido un duro momento que generó una baja significativa de los ingresos, para otros el detonante de una crisis que venía acechando. Aún estamos bajo la figura de la Moratoria de los bancos y alquileres, no sabemos qué va a ocurrir a partir de enero 2021.

Hoy ya aparecen algunas oportunidades en el mercado de propietarios que retornan a sus países de origen, de aquellos que desean monetizar para afrontar situaciones y otros que ya no pueden hacer frente a sus obligaciones, sin embargo no son tantas como muchos creen.

Las oportunidades en la reventa de propiedades están condicionadas varios factores, sin embargo hay uno muy relevante que muchos compradores desestiman, la fecha en la cual fue comprada por el propietario actual.

Los precios de los inmuebles en Panamá tuvieron un comportamiento creciente por mucho más de una década hasta los años 2014-2015, a partir  de ese momento vino un proceso de ajuste, producto de los factores ya hablados. Aquellos que adquirieron después de 2013, lo hicieron en el momento alto de la curva, por lo cual están más limitados para ajustar los precios de venta. Son los propietarios con más de 10 años en el inmueble los que tienen la posibilidad de llegar a un precio de mercado y aún tener alguna ganancia.

 

Para lo que aún mantienen capacidad de pago, las oportunidades están en el mercado primario. Las condiciones están dadas para hacerse de una nueva propiedad y conseguir planes de financiamientos directo, esquemas para disponer de la vivienda mientras se paga el abono y otros más.

Estamos en nuevos tiempos, las crisis pasan y Panamá seguirá siendo referencia y destino para las inversiones de capital.

©2020 rentahousepanamavip.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co